full screen background image
docente-lucha-1

Gremios piden reabrir paritaria para ajustarla a inflación de 42%

Los diferentes gremios avanzan con la reapertura en la discusión de las paritarias para ajustar a la inflacion.Entre ellos eldocente-lucha-1 sindicato de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, pedirá la reapertura de su paritaria para ajustar su aumento salarial a una previsión inflacionaria de 42%, tres meses después de haberla cerrado en un rango de 25 por ciento. Lo anunció Pablo Moyano, hijo mayor y segundo de Hugo en el gremio de choferes. El planteo es una respuesta a la disparada de la inflación de los últimos meses y a la abrupta devaluación del peso y también implica un nuevo posicionamiento político como referente de la oposición al Gobierno.

El reclamo será presentado en los próximos días ante el Ministerio de Producción y Trabajo para solicitar un llamado a audiencia con la principal cámara empresarial del transporte de cargas, Fadeeac, y deberá sortear la previsible negativa de ambas ventanillas. En la administración de Mauricio Macri no cayó bien la demanda del sindicato más visibilizado como rival del Ejecutivo mientras que en la entidad patronal alegarán que el último acuerdo se firmó hace menos de 90 días y cuenta con vigencia hasta mediados del año que viene.

“El gremio que conduce Hugo Moyano, dando cumplimiento a la cláusula de revisión firmada con la cámara empresarial, solicitará de manera urgente la reapertura de paritarias, motivo por el cual Camioneros ya se encuentra en estado de alerta y movilización, anticipando un deterioro productivo, laboral y social más profundo que el previsto que afecta fuertemente a los trabajadores”, señala un texto que difundió la organización, que además destaca que “las proyecciones oficiales admiten que la inflación rondará el 42% con una recesión del 2,4 por ciento”.

En rigor, la cláusula de revisión operará recién en marzo del año que viene, un trimestre antes del vencimiento del acuerdo paritario 2018/2019. En el gremio explicaron que en realidad se solicitará una reapertura integral de la negociación salarial en función del desajuste en las variables económicas de las últimas semanas, que determinó el salto en las expectativas inflacionarias del orden del 27% para este año a un rango más cercano al 42 por ciento tras la devaluación.

La decisión no fue abrupta. Estaba tomada desde el 31 de agosto tras una reunión de la comisión directiva de la Federación de Camioneros (que reúne todos los sindicatos del país) presidida por Moyano. Ese día, aunque hubo una conferencia de prensa, las declaraciones del líder del gremio y de su equipo de abogados giraron en torno de la multa que le había aplicado el entonces Ministerio de Trabajo por $810 millones y que ese día la Cámara laboral había dejado en revisión tras anular el embargo sobre las cuentas de la organización.

La paritaria de este año cerró a mediados de junio con un incremento de 8% con los salarios de julio y otros dos de 7,6% cada uno en noviembre y marzo. En total, 23,2 por ciento aunque al ser acumulativos los pagos la suba terminará por arriba del 25 por ciento. Fue el primer sindicato en sellar un incremento de ese valor cuando la pauta del Gobierno durante el primer semestre había sido del 15 por ciento.

En Camioneros aclararon que todavía no se le comunicó a Fadeeac el reclamo, pero descartaron una negativa rotunda y menos la posibilidad de generar un quebranto a los transportistas. De hecho, Moyano basó buena parte de su gestión al frente del gremio en fortalecer las compañías y dotarlas de herramientas para financiarse como sucedió durante años con el Refop, un mecanismo que en el Gobierno anterior les permitía a los empresarios reembolsar aportes patronales siempre y cuando tuvieran a su personal en blanco y regidos por el convenio de Camioneros.

Como ejemplo este año el sindicato hizo una concesión clave: aceptó reducir de 2% a 1,5% un aporte especial que las empresas hacen por cada trabajador a favor de la Federación. En la negociación Fadeeac había reclamado bajar a la mitad, de 1% a 0,5%, el adicional por antigüedad que perciben los choferes y en su lugar Moyano ofreció reducir el aporte al sindicato. Un detalle: ese aporte lo reparten a medias con Fadeeac y representa uno de los pilares del poderío económico de la cámara empresarial en los últimos años.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *